Olga Sánchez Cordero aclara el estado de salud del presidente

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, aclaró este martes que será el doctor Jorge Alcocer Varela, secretario de Salud, quien dé a conocer la evolución del presidente Andrés Manuel López Obrador tras su contagio de la Covid-19.

“Es el mismo doctor Alcocer quien esta presidiendo el equipo médico. Yo la verdad de las cosas no tengo los conocimientos, pero sí sé que está súper atendido”, dijo en conferencia de prensa.

La funcionaria señaló que el presidente está confinado en su casa, “pero ha intervenido en algunas decisiones importantes”.

El presidente Andrés Manuel López Obrador no está obligado a informar sobre su estado de salud y, si considera que tiene alguna imposibilidad para desempeñar su encargo, puede solicitar una licencia temporal hasta por 60 días, la cual tendría que aprobar el Congreso de la Unión.

El presidente se contagió de Covid-19 y lo dio a conocer por redes sociales, pero la Constitución no lo obliga a revelar su estado de salud. Si lo necesitara, podría tramitar una licencia.

“Cuando el Presidente solicite licencia para separarse del cargo hasta por 60 días naturales, una vez autorizada por el Congreso, el Secretario de Gobernación asumirá provisionalmente la titularidad del Poder Ejecutivo”, precisa el artículo 85 de la Constitución.

En caso de que la ausencia pase de temporal a absoluta, el Congreso nombraría al presidente interino o substituto, lo que deberá ocurrir en un término no mayor a 60 días, tiempo en el que la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, asumiría provisionalmente la titularidad del Poder Ejecutivo.

En la investigación Problemas y perspectivas del sistema presidencial mexicano, el doctor en Derecho, Diego Valadés, precisó que “durante décadas, como parte de una cultura política del sigilo, incluso las enfermedades de los presidentes solían ser ocultadas. El sistema constitucional y el sistema político construyeron una imagen de presidentes infalibles, intangibles, perfectos y saludables. Dentro de esa idea quedaba incluida la convicción de indestructibilidad física de los presidentes”. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.