Joe Biden y la nueva agenda de Estados Unidos para la región

En la década pasada, algunos presidentes latinoamericanos comentaban por lo bajo que tenían un interlocutor clave en Washington para tratar asuntos importantes el entonces vicepresidente estadounidense, Joe Biden.

De hecho, mientras ocupó ese cargo entre 2009 y 2017, Biden viajó 16 veces a la región en nombre del gobierno de Barack Obama.

Y ahora que Biden es el presidente de Estados Unidos, asoma una nueva etapa en su vínculo con Latinoamérica, en base a su experiencia en la región y sus diferencias con su antecesor, Donald Trump, quien tuvo como asunto excluyente en la agenda el freno de la inmigración desde el sur.

«Se elevarán temas olvidados en los últimos cuatro años. Uno es el cambio climático, una prioridad para el presidente Biden que será importante en el hemisferio occidental. Otro tema será la promoción de la democracia, los derechos humanos y el respeto por el Estado de derecho», dice Mark Feierstein, quien dirigió los asuntos regionales en la Casa Blanca de Obama y a Biden

Sin embargo, esta nueva agenda con América Latina puede volverse un examen especial para el nuevo presidente en su objetivo de recuperar el liderazgo global de EE.UU.

Los gobiernos de América Latina en general han expresado esperanzas de que el cambio de inquilino en la Casa Blanca permita mejorar sus relaciones con EE.UU.

La expectativa es que aumente la cooperación en áreas diversas, desde la lucha contra el coronavirus hasta la economía.

Sin embargo, también se avizoran posibles discrepancias o tensiones bilaterales en algunos casos.

«Los países latinoamericanos quieren cosas diferentes de EE.UU., entonces no espero que haya una relación general de América Latina con EE.UU. sino más bien relaciones de diferentes países con EE.UU»., dice Pamela Starr, una profesora de relaciones internacionales en la Universidad de Southern California.

Por ejemplo, la intención de Biden de colocar sobre el tapete el problema del cambio climático puede ser aplaudida por algunos gobiernos en la región pero también rozar algún nervio sensible.

No obstante, los líderes de las dos mayores economías latinoamericanas expresaron voluntad de trabajar con Biden tras su asunción: Bolsonaro lo hizo en una carta al presidente entrante y AMLO en una conversación telefónica con Biden el viernes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.