Joe Biden prioriza el acceso a servicios de salud

El presidente Joe Biden, como parte de su ofensiva política inicial en sus primeros 10 días, se enfocó hoy en el acceso a servicios de salud tanto dentro como fuera de Estados Unidos, mientras el liderazgo demócrata en el Congreso deploró a los “enemigos” de la democracia dentro de la legislatura, y datos oficiales confirmaron que 2020 fue el peor año en crecimiento económico desde la Segunda Guerra Mundial.

Biden, al afirmar que continuaba con el esfuerzo para “deshacer el daño hecho por Trump”, firmó dos órdenes ejecutivas para ampliar el acceso a servicios de salud en Estados Unidos, que incluye la anulación de límites impuestos por el gobierno de Donald Trump a la reforma de salud de Barack Obama. También anuló la medida impulsada por su antecesor prohibiendo el uso de fondos de asistencia internacional de Estados Unidos para servicios entre ellos para información general sobre el aborto y restaurar el financiamiento al Fondo de Población de la Organización de Naciones Unidas.

A la vez, la vocera de la Casa Blanca Jen Psaki confirmó que la Casa Blanca desea que todo habitante de Estados Unidos tenga acceso a las vacunas contra el Covid-19, incluyendo a inmigrantes indocumentados.

Y en torno de cambio en políticas, Psaki ofreció una respuesta ambigua a si se podrían esperar cambios en otros rubros como la política hacia Cuba, y afirmó: “nuestra política sobre Cuba está gobernada por dos principios: primero, apoyo a la democracia y los derechos humanos, eso estará al centro de nuestros esfuerzos; el segundo es que los estadunidenses, especialmente los cubanoestadunidenses, son los mejores embajadores para la libertad en Cuba”. Agregó que se estarán evaluando las políticas del gobierno de Trump, y aseguró que “tomaremos nuestro propio camino”. No ofreció mayores detalles.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.