Yuli, una mujer de 33 años, fue detenida al ser encontrada con la bebé de Mónica; sin embargo, la madre no aparece.

Mónica Segura, una joven madre, de 22 años y con 8 meses de embarazo, desapareció el pasado 1 de junio en Nuevo León, y aunque Yuli, una mujer de 33 años, fue detenida en posesión de la hija de Mónica, la madre no aparece.

El Gobernador de Oaxaca reporta màs de 20 mil damnificados en Oaxaca tras el sismo de 7.5

Desde la detención de Yuli las autoridades han realizado distintos cateos en diversos municipios, principalmente en Juárez y en Guadalupe con la esperanza de dar con el paradero de Mónica. Sin embargo, cada vez que se ingresa a un domicilio a revisar, hallan más pruebas, pero no a la madre.

El primero de los cateos ocurrió el pasado sábado 20 de junio en la colonia Valle de Vaquerías, en una casa que operaba como veterinaria.

En el sitio fue encontrada una incubadora, dos armas de fuego, 38 cartuchos hábiles y diversas dosis de droga.

También fueron halladas manchas hemáticas… pero sin rastro de Mónica.

La tarde de este miércoles trascendió que se realizaron cerca de siete cateos en diversas propiedades, algunas de ellas veterinarias, y otras en donde Yuli presuntamente vivió y pudo haber ocultado a Mónica.

Enfrentamiento entre grupos armados de sinaloa deja a 16 muertos confirmados

Una de estas casas se encuentra en la colonia Rincón de la Primavera, en Guadalupe, aunque sin que se pudieran precisar datos de lo encontrado en el interior o pistas de dónde pudiera hallarse la madre de familia.

Otro domicilio revisado fue en la colonia Gardenias, en el municipio de Juárez, en donde presuntamente vivía Yuli. En el lugar suponen fue donde presuntamente se tuvo secuestrada a Mónica, aunque no se informó si hay pruebas que confirmen la retención ilegal de la libertad. Con el pasar de los días, el temor de la familia de Mónica se acrecienta y la incredulidad de la población aumenta.

Lucía Méndez insita a ingerir cloro para no contagiarse de Covid-19

Este jueves se realizará la audiencia de vinculación, en donde el juez de control señalará si hay pruebas suficientes para que Yuli inicie el proceso penal como principal sospechosa del secuestro de Mónica Segura.

Aunque hasta el momento el paradero de la joven madre de 22 años, quien salió de su hogar con la esperanza de tener un poco de ropa para la pequeña bebé que cargaba en su vientre, sigue siendo un misterio.

contenido que te puede interesar

FUENTE: RADIOFORMULA

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.