Tras ejecutar al hombre que lo acompañaba, el niño de entre 4 y 6 años recibió dos impactos de bala en el rostro y la cabeza.

La inseguridad por el narcotráfico está cada vez peor, pues ahora las víctimas no solo son otros criminales, sino que los civiles son quienes usualmente pagan el precio, donde ni siquiera los niños están a salvo.

En las últimas semanas, varios niños han sido asesinados por criminales pertenecientes a cárteles de droga, ya sean ejecuciones directas o como víctimas colaterales en tiroteos.

Nuevamente un pequeño ha resultado herido tras una ejecución, donde sicarios asesinaron al adulto con el que iba, que se presume se trataba de su padre, y no conformes con esto, también le dispararon al niño.

Este suceso tuvo lugar en el municipio de León, en el estado de Guanajuato, donde se dijo que los sospechosos del crimen se aproximaron a un hombre que se transportada a bordo de una camioneta modelo Tahoe en las inmediaciones de la comunidad de ‘Puerta de San Germán’.

De acuerdo a testimonios de los testigos, los sujetos se aproximaron al vehículo tras cerrarle el paso y procedieron a dispararle en varias ocasiones al hombre, quien recibió cerca de 7 impactos de bala, muriendo en el lugar de los hechos.

No conformes con la ejecución, algunos de los proyectiles impactaron el el acompañante del sujeto: un niño de entre 4 y 6 años de edad, quien recibió dos tiros en el rostro y la cabeza, por lo que fue trasladado de urgencias al hospital.

Tras cometer el acto, los tiradores se dieron a la fuga con rumbo desconocido, mientras que las autoridades ordenaron en levantamiento del cuerpo y el niño fue trasladado a urgencias.

TE PUEDE INTERESAR.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.